FLOR DE NOCHE BUENA

 

Su Nombre indígena es: Cuetlaxochitl, del náhuatl Cuetlahui que significa marchitrse y Xóhitl, flor ” flor que se marchita”.

 

La planta que la produce es un arbusto que segrega un jugo lechoso de la familia de las euroforbiaceas que alcanza hasta seis metros de altura, con hojas grandes sinuadas y con flores cupuliformes, agrupadas en inflorescencias que están protegidas por grandes y vistosas brácteas de color rojo tenso y en ciertas variedad seleccionadas de color amarillo o blanco.

 

Existe en estado silvestre en los estados de Guerrero, Chiapas y Oaxaca, de donde es originaria y semisilvestre en las cercanías de los poblados donde se cultiva.

 

SU USO MEDICINAL

 

Se sabe que en el siglo XVI, esta planta se utilizaba para aumentar la leche de las nodrizas. El jugo lechoso de la planta se usa como depilatorio. Con ella también se preparan cataplasmas que se usan en la medicina popular contra la erisipela y varias enfermedades de la piel.

 

ENTRE LOS AZTECAS

 

Los sacerdotes contemplaban esta flor antes de iniciar alguna ceremonia. También era el símbolo de la nueva vida, alcanzada por lo guerreros muertos en la batalla. Decían que estos guerreros regresaban a la tierra a libar la miel de esta flor.

Además se utilizaban los pétalos macerados y mezclados con oxtle y otra sustancia para teñir cuero y algunos textiles.

 

OTROS NOMBRES

 

Es conocida como flor de fuego, flor de Santa Catarina, flor de Pascua, flor de Catalina y flor de bandera. También en otros países se le conoce como: “--Poinsettia” en memoria de Joel R. Poinsett, embajador de Estados Unidos en México en la primera mitad del siglo XIX, quien envió semillas de esta flor a Charleston, en el año de 1828 y que posteriormente se propagaron a Europa.